BIENVENIDOS AMIGOS AL BLOG DEL ALICATADO.

Aquí podrán ustedes seguir buena parte de nuestros trabajos que se distinguen de los demás por su gran calidad en la ejecución. Buena colocación y perfecto acabado. Con una gran experiencia en el uso de todo tipo de azulejos y formatos especiales. Habiendo trabajado para Grandes Constructoras de prestigio y Pequeñas que luchan en este competitivo mundo dando Calidad a sus Clientes.

sábado, 22 de septiembre de 2012

El autor del Blog gana concurso fotográfico sobre reformas en vacaciones organizado en el Facebook de RUBI.

El autor del Mejor Blog sobre alicatado del mundo, Francisco Romero ha sido uno de los ganadores del concurso sobre reformas en vacaciones, organizado por la conocida y prestigiosa firma RUBI, fabricante de todo tipo de herramientas para profesionales de la construcción (sobre todo para Alicatadores-Soladores) y máquinas cortadoras de azulejos.

Facebook de RUBI donde se da la noticia de los ganadores del concurso donde hubo participantes de varios países.

Participó de forma activa en dicho concurso enviando una serie de fotografías acompañadas con un pequeño comentario cada una de ellas, perteneciendo a dos reformas en las que trabajamos en el mes de agosto. Aquí podéis ver algunas de ellas.

 Esta es una de las fotos de la serie que envíe al concurso ilustrando una reforma en la que eliminamos una bañera y en su lugar realizamos esta amplia ducha adaptada a personas mayores y a personas con movilidad reducida.

Y esta otra pertenece a una serie de fotos que ilustra una reforma en la que renovamos el alicatado de la escalera de un edificio de cuatro plantas.

Gracias a estas fotos se mereció ser uno de los dos ganadores de esta estupenda máquina de cortar azulejos RUBI TS-60 Stromberg, toda una pasada (os lo dice alguien que sabe del tema) y es una herramienta imprescindible para los profesionales que se dedican a la colocación de azulejos.


 Por cierto una de las características novedosas de esta máquina es que en su carcasa incorpora una estupenda radio-mp3 para trabajar con alegría disfrutando de la música que más te guste.

Aquí vemos al ganador posando orgulloso con su premio, sin olvidarse de sus otras dos máquinas con las que trabajamos en esta cuadrilla de alicatadores, por supuesto son cortadoras RUBI, sin duda de lo mejor que hay en el mercado. Esta cuadrilla de alicatadores siempre han confiado y trabajado con productos RUBI con los que pueden realizar sus trabajos con una calidad insuperable.

¡¡ Gracias RUBI !!


lunes, 3 de septiembre de 2012

DUCHA ADAPTADA A PERSONAS MAYORES Y CON MOVILIDAD REDUCIDA.

En esta reforma nos proponemos cambiar la bañera por una amplia ducha que pueda ser utilizada por personas mayores, con movilidad reducida, usuarios de sillas de ruedas e incluso por quienes necesiten la ayuda de un acompañante.


Cuando nos propusieron este trabajo, nos planteamos que debería tener el presupuesto más ajustado posible más que nada teniendo el cuenta a las personas que va dirigido, en tiempos de crisis como en los que vivimos no es que no haya que gastar sino que el gasto tiene que ser más racional (de forma que se buscará para tal fin la oferta más económica posible en los materiales). Por lo tanto eliminamos la menor parte posible del alicatado viejo, es decir únicamente quitamos los del frente de la bañera y los azulejos cortados por el remate sobre esta.

Una vez eliminado el alicatado fue necesario enfoscar con mortero la zona donde se encontraba la bañera.

Tras decidir las medidas necesarias para que la ducha tenga la amplitud requerida (0,95 x 1,60 m) y pueda cumplir con los requisitos expuestos al principio, realizamos el firme o suelo de la ducha, colocándole un sumidero relatívamente grande y proporcionándole las pendientes correspondientes para que el desagüe de la ducha sea el correcto y no nos llevemos la desagradable sorpresa que el agua se sale del plato de ducha inundando todo el cuarto de baño.


Llegados a este punto levantamos los dos muretes que cerrarán la ducha, para ello usamos ladrillo hueco doble de 5 cm como vemos en la imagen. Estos muretes junto con una mampara se encargaran del cierre de nuestra ducha.

 La altura de estos muretes es de 1,80 m, suficiente para que el agua no salpique fuera. la medida de los mismos son uno de 0,95 x 1,80 m y el otro de 0,75 x 1,80 m.

Muretes enfoscados y preparados para ser alicatados.

A la hora de alicatar los muretes y la zona de pared que ocupaba la bañera, nos encontramos con lo que por otra parte era de esperar... ¡no tenemos ni encontramos en ningún establecimiento del ramo azulejos como los del baño!. Aunque nos podríamos haber decantado por realizar un parche o remiendo con algún azulejo parecido (en color y estilo) o poner gresite en todo, decidimos introducir un cambio radical en la estética de este cuarto de baño, buscamos un material que no tuviese nada que ver con lo que ya había dandole al mismo un aspecto renovado.

El material cerámico elegido es un pavimento de gres en formato 45 x 45 cm, con un magnífico aspecto de suelo antiguo de pequeñas losas rícamente decoradas y enmarcadas en láminas de madera.

Empezamos a colocar el gres en el primer murete, y algunos de vosotros que hayáis leído atentamente esta entrada os preguntaréis... ¿por que usan paviento que es para el suelo y no azulejos?. Pues bien deciros que siendo un buen material lo podemos usar tanto para revestir suelos como paredes, en nuestro caso lo elegimos por que nos gustó su diseño, el formato encajaba perfectamente con nuestros muretes y se trataba de un material de gran calidad que encontramos a la venta con una oferta irresistible, y de eso se trata de gastar con inteligencia. 

El soporte sobre el que trabajamos es mortero convencional, usamos cemento cola porcelánico de gran poder de agarre apropiado para la colocación de gres, lo extendemos y peinamos con una llana dentada de 1cm, en la imagen podemos apreciar los surcos que dejan los dientes de la llana sobre el cemento cola, que al colocar el gres y presionando sobre el son aplastados haciendo que el contacto entre el cemento cola y la pieza a colocar sea en toda su superficie y con la misma cantidad de producto lo que facilita que nos quede bien puesta.

 
Alicatado por fuera.

Interior del mismo murete alicatado.

Alicatando el interior del segundo murete.

Así quedó el interior de la ducha.

Una vez acabado de alicatar y aplicada la lechada este es el buen aspecto que presenta. Podemos ver como hemos conseguido que no se aprecie este arreglo como un parche o remiendo, sino como un conjunto con personalidad propia.

La unión en las esquinas las hemos resuelto con la colocación de cantoneras de pvc en tonos marrones, también se podría hacer con ingletes, pero lo descartamos a petición de los propietarios de la obra.

Bueno al haber acabado con el alicatado, nos ponemos manos a la obra con el suelo de la ducha, lo limpiamos y se hace un replanteo de los pliegos de gresite para ver como quedan y saber de antemano si tenemos que cortar o no las pequeñas piezas de gresite, que a ser posible lo evitaremos.

Usamos para la fijación del gresite un cemento cola especial para estos menesteres, lo extendemos en una capa fina y lo peinamos en una capa fina, seguidamente colocaremos los pliegos de gresite, presionandolos suavemente para que todas sus piezas queden lo más cerca posible del soporte, para que sigan las pendientes que se le dieron y que se encargarán de que el agua no se quede en su superficie.

El gresite que usamos es en los típicos tonos azul celeste, al ser usado como suelo del plato de ducha este gresite es antideslizante, con una superficie áspera para evitar los desagradables y peligrosos resvalones.

Acabado de colocar el gresite y tras esperar a que el cemento cola endurezca, limpiamos el gresite y lo dejamos preparado para ser enlechado.

En la imagen los elementos necesarios para enlechar el suelo de la ducha, usamos una lechada blanca que una vez amasada adecuadamente está lista para ser aplicada.

Extendemos la lechada con una llana de goma y pondremos especial atención en cubrir la totalidad del espacio entre las piezas de gresite. Dejaremos que la lechada endurezca lo suficiente para que al limpiar el gresite con una esponja húmeda se limpie y no se lleve la lechada de las juntas, aunque hay que tener mucho cuidado para que no endurezca tanto que no podamos limpiar el gresite.

Para cerrar la ducha usamos una mampara de cristal templado (0,85 m de ancho y 1,40 m de alto), con ella evitamos que las salpicaduras no salgan de la ducha.

Y este es el aspecto final de nuestra amplia ducha, en las imágenes de abajo podemos ver los complementos necesarios (asideros de distintos tipos y un asiento) para que esta ducha pueda ser usada por todo tipo de personas.




SI TE GUSTÓ ESTA ENTRADA, PUEDES ENCONTRAR MÁS TEMAS DE INTERÉS EN EL APARTADO
LO MÁS VISTO



domingo, 22 de abril de 2012

REFORMA Y AMPLIACIÓN COLEGIO "PROFESORA PILAR MARTÍNEZ CRUZ". HUELVA. ( I )

AMPLIACIÓN DEL EDIFICIO DE PRIMARIA.

A mediados del mes de Marzo de 2012, llegamos a esta obra para hacernos cargo de los trabajos de alicatado. Contratados por la empresa MIMASER Obras y Servicios y en estrecha colaboración con su encargado Juaquín al que nos une una buena amistad desde hace algunos años.

Este colegio se encuentra situado en la barriada del Polígono San sebastián de Huelva que ha experimentado en los últimos años un importante crecimiento urbanístico y sus instalaciones se han quedado pequeñas para atender la demanda educativa actual. La obra creará unos 225 puestos escolares nuevos, cuenta con un presupuesto de 1.878.854,03 €.

 Vista general de la obra el día en que comenzamos nuestro trabajo. Podemos ver al fondo a la izquierda de la imagen, la ampliación del Edificio de Primaria todavía en ladrillo desnudo a continuación del edificio antiguo pintado de rojo.

En el porche del edificio de nueva planta, uno de los responsables de mover el material en la obra con su herramienta de trabajo (la máquina amarilla de la imagen), comienza a traernos el cemento cola y los azulejos.

Comenzamos nuestra primera jornada en esta obra examinando la zona donde vamos a alicatar junto al encargado de la obra, se trata del pasillo de la primera planta,  donde tras detectarse que la zona cuenta con una iluminación insuficiente lo corregimos con la colocación de lámparas portátiles. Una iluminación adecuada es imprescindible para poder realizar nuestro trabajo con garantías de seguridad.

 Tras iluminar la zona, corremos los niveles por toda la planta del pasillo desde el nivel trazado por el encargado, que ha tomado como referencia el nivel de la solería del pasillo del Edificio de Primaria antiguo, y que se toma como referencia para todos los trabajos en esta primera planta del nuevo edificio. Mientras uno se encarga del acopio de materiales, otro se encarga de la colocación de las reglas sobre las que se comenzara a alicatar.

Este es el Nivel Láser usado por el encargado para trazar los niveles por toda la planta desde el nivel de referencia tomado del edificio antiguo, el uso de este tipo de aparatos es hoy día muy frecuente en obras de todo tipo por su comodidad y fiabilidad .

 Y este es el Nivel (Goma Nivel) que usamos nosotros en nuestro día a día, con él trasladamos el nivel que se nos indica en las obras como Nivel de Referencia a cualquier parte que alicatemos como por ejemplo a todas las paredes de un baño.
Se trata de una goma transparente que se llena de agua, poniendo mucha atención en que no contenga burbujas de aire. Funciona gracias al principio físico de la Ley de vasos comunicantes, es decir, que cuando un líquido homogéneo en reposo contenido en un conjunto de recipientes comunicados por su parte inferior alcanza el mismo nivel en todos los recipientes sin influir la forma y volumen de estos.
Ley de vasos comunicantes (Fuente: Wikipedia).
Veamos como funciona esta sencilla pero eficaz forma de trazar y trasladar el nivel por todas las paredes que vamos a alicatar. Para empezar se necesitan dos personas, una de ellas se coloca con un extremo de la goma en la marca del nivel de referencia que queremos trasladar a otro lugar, y la otra con el otro extremo en el lugar elegido.
El trazo de lápiz en el bastidor indica el nivel de referencia que queremos trasladar, colocamos el nivel del agua de la goma coincidiendo con el trazo. Gracias a la Ley de vasos comunicantes sabemos que el nivel del agua es el mismo en ambos extremos de la goma.

Basta con trazar en la pared a la altura del nivel del agua en la goma en este otro extremo y ya tenemos el nivel trasladado a otro sitio, repitiendo este proceso cuantas veces necesitemos tenemos la seguridad de que el alicatado de todas las paredes mantiene el mismo nivel, es decir, el nivel de referencia.

Aquí tenemos a los dos miembros de esta cuadrilla de alicatadores en pleno proceso de trazado de niveles antes de empezar a alicatar. Esta tarea es muy importante ya que de su rigor depende no sólo el alicatado sino la solería que se coloca después de alicatar justo bajo este.

 En esta imagen podemos ver como hay paredes del pasillo sin enfoscar (a la izquierda) y otras en pleno proceso de enfoscado (a la derecha), lo que indica que nuestra llegada a la obra se ha producido en un estadío muy temprano.

Así comenzamos nuestro primer día alicatando en la obra. El soporte sobre el que alicatamos es de mortero convencional, los azulejos son del popular formato 20x20 cm en color blanco y negro, usando adhesivo profesional de elevada adherencia (cemento cola) para uso en interior y adecuado para este tipo de material cerámico. El cemento cola se extiende en capa fina sobre el soporte con llana dentada de 1 cm, lo que asegura un agarre correcto del alicatado al entrar toda la superficie del azulejo en contacto con el adhesivo. La altura del alicatado en estos pasillos es de 2 metros.

Poco a poco el día va pasando.

Y los metros de alicatado van aumentando.

Aquí podemos ver el pasillo de la primera planta casi acabado de alicatar.

En esta imagen vemos como se ha colocado la solería de terrazo 40x40 cm, el falso techo de escayola, la iluminación y los pintores se disponen a pintar las puertas recién colocadas tras haber pintado las paredes y el techo.

 Parece mentira que comenzásemos a alicatar casi dos semanas antes.

Esto es lo que nos encontramos subiendo la escalera.

Pasamos a la planta baja y comenzamos alicatando desde el fondo del pasillo.

Este es el primer paño de alicatado en este pasillo.

A veces es necesario usar cuñas de plástico para corregir la posición de los azulejos.

Trabajamos de forma constante y sistemática, lo que produce unos buenos resultados en lo que se refiere a la calidad de ejecución y acabado. Siendo estos aspectos de suma importancia para nosotros.

El alicatado continúa incluso bajo la escalera, donde se tendrá un espacio que será aprovechado para ser usado como "cuarto de trastos".

Tras cerrar el hueco bajo la escalera con un tabique, se alicata el frente y se coloca la puerta de acceso al mismo,  presentando este magnífico aspecto al finalizar las obras.

Pasillo de la planta baja completamente acabado de alicatar, aunque falta por poner la puerta de salida al porche del patio. Al fondo podemos ver en amarillo la puerta de salida al patio del edificio antiguo de primaria, que una vez eliminada será el punto de unión del mismo con la ampliación.

Esta es la misma zona de la imagen anterior acabada.



ALICATADO DE LOS BAÑOS.

Al acabar de alicatar los pasillos le toca el turno a los baños.

Interior del baño masculino, antes de comenzar nuestro trabajo.

El mismo baño una vez alicatado, donde podemos ver los muretes que separan los urinarios perfectamente alicatados y rematados con cantoneras. El uso de cantoneras en espacios que serán usados por niños aumentan la seguridad y protección de los mismos al eliminarse de esta forma los cantos vivos de los azulejos, evitando así la aparición de filos cortantes producidos por la rotura del azulejo en las esquinas.

Bajo el nivel de la solería, marcado en esta imagen por la línea de comienzo del alicatado, podemos ver los tubos de pvc de los desagües del baño, que serán tapados más tarde por una capa de áridos, sobre la que extiende otra de mortero y finalmente la solería de gres antideslizante.

Los urinarios están siendo colocados en estos momentos entre los muretes separadores por el fontanero.

Baño acabado a la espera de la colocación de los lavabos sobre la encimera a la izquierda de la imagen.
Aquí vemos una de nuestras pesadillas, que ocurre de vez en cuando. El fontanero ha tenido que romper parte del alicatado ya acabado, por un error en la colocación de las tomas de agua  para el wc que se han sustituido por pulsadores.

 Otro más. Estos errores no deberían de ocurrir... pero todos somos humanos y en una obra donde los plazos de ejecución son tan estrechos a cualquiera le puede pasar.

Intentamos que la reparación del alicatado sea de buena calidad y que no se note.

Acabado nuestro trabajo es el momento de que el fontanero coloque el embellecedor del pulsador y el wc.

Realmente ha quedado bastante bien.

SOLERÍA DEL PASILLO DE LA PLANTA BAJA

Mientras trabajamos en los baños se procede a colocar la solería de terrazo del pasillo.

Se comienza a colocar el terrazo desde la unión del pasillo entre los dos edificios. En estas imágenes vemos las capas superpuestas de distintos materiales sobre los que se coloca la solería.

Esta es la capa de aislante, sobre la que se superpone una capa de arena.

Encima de las dos capas anteriores se coloca una tercera de mortero y finalmente la solería de terrazo, que se enlecha con cemento blanco a la espera de que la pulidora le saque brillo.

Este es un punto conflictivo en la obra, se trata de la unión entre la solería del pasillo antiguo y del nuevo. Generálmente se trabaja en la zona nueva teniendo un tabique separándola de la antigua, ya que el colegio continúa con su labor educativa. A pesar de que se toma un nivel de solería que sirva de referencia para la planta de la zona nueva nos podemos encontrar que en la unión de ambos suelos estos no coincidan en su totalidad.
Cuando se produce esta incidencia los buenos profesionales siempre encuentran la solución a este problema, que en la mayoría de las ocasiones se debe a desniveles de la solería antigua, que al ser el suelo del final de un pasillo los soladores en su momento pudieron haber relajado el rigor con el que trabajaron al no comprometer a ninguna zona amplia de suelo al tratarse del final del tramo de pasillo. Sin embargo los malos profesionales al no poder encontrar una solución satisfactoria recurren a buscar a los culpables de haberles puesto en aprietos dentro de los compañeros que han trabajado en la nueva ampliación, y eso es lo que nos ha ocurrido en esta ocasión en los dos encuentros de los pasillos, se nos puso en el punto de mira poniendo en duda el rigor de nuestro trabajo al decir que en uno de los paños de alicatado de cada pasillo se había tomado mal el nivel de referencia de la solería para cada planta, nada más lejos de la realidad. Pero que le vamos a hacer son gajes del oficio y nos lo tomamos con filosofía.

En el suelo podemos ver la junta de dilatación que separan los dos edificios y que es el punto de unión entre los dos suelos, este es el del pasillo de la planta semisótano.

Y este es el mismo punto pero del pasillo de la planta baja.

Después de pulirse la solería de los pasillos, estos presentan el aspecto que mostramos en las siguientes imágenes en esta zona.



ALICATADO DE LA ESCALERA

Unos compañeros montan la escalera, la única zona que nos queda por alicatar.

Esta buena cuadrilla de albañiles que realizaron un buen trabajo en la escalera, esta formada por Juan (padre), Juan (hijo) de Lepe y Andrés de Gibraleón. Grandes trabajadores y buenos compañeros de trabajo.

Una vez que la escalera está acabada, comenzamos su alicatado.

El primer paño de alicatado que realizamos es el del descansillo y seguimos con el paño inclinado, asegurándonos de que se mantenga la perpendicular perfecta con el zanquín de la escalera. 

Con estos dos paños casi acabados de subir a su altura de 2 metros, y habiéndose trazado la bisectriz del ángulo formado entre ellos podemos ir colocando las piezas de unión, dichas piezas son idénticas en su forma y tamaño como si se reflejaran en un espejo.

Magnífica ejecución del alicatado en abanico de esta escalera, donde podemos ver como encajan a la perfección todas sus piezas. Este es el primero de los cuatro que tenemos que realizar para completar este interesante trabajo. 

La dificultad que presenta la realización de un abanico como este aumenta directamente proporcional en relación con su altura. Al aumentar la altura aumenta consideráblemente el numero de piezas de unión entre los paños y al abrirse el ángulo entre los paños el trazado de la bisectriz del mismo se dificulta y un error al determinar la bisectriz puede dar al traste con el trabajo de una jornada completa al impedir que encajen las piezas de unión entre los dos paños.

Comenzamos la realización del segundo abanico que sirve de unión entre el paño inclinado y el paño del descansillo donde termina esta ida de escalones. Mientras que en el primer abanico el ángulo se abre hacia arriba en esta ocasión el ángulo se abre hacia abajo. Pero la técnica que se aplica en su ejecución tiene los mismos fundamentos teóricos usados en el primero.

En esta imagen podemos ver como nos ha quedado el alicatado que comenzamos en la primera planta y baja por la escalera con esta solución de continuidad que nos aporta la técnica del alicatado en abanico.

Aquí estamos alicatando el descansillo de la escalera y ya estamos preparados para realizar el tercer y cuarto abanico de esta escalera.

 Tras unas horas de concienzudo trabajo llegamos al final de la escalera, y completamos la unión del alicatado de los dos pasillos, de forma continua, sin interrupciones y con un perfecto encaje de los azulejos.

Como vemos por aquí también han pasado ya los pintores.

También a estas alturas, por la obra ha pasado ya una cuadrilla de limpieza.

Detalle del último abanico de esta escalera, donde unimos el alicatado del pasillo con el que baja por la escalera con un encaje perfecto. 

En esta imagen podemos ver como este abanico queda cortado por la línea de azulejos negros en su parte de arriba.

Magnífica imagen donde se muestra como comparten espacio profesionales de distintos sectores en la obra. Podemos ver con chaleco amarillo a nuestra cuadrilla de alicatadores, uno de los pintores, albañiles en la plataforma elevadora, un soldador colocando la barandilla de la escalera, pero también estaban trabajando ese día algunos profesionales más, como son electricistas, carpinteros, pulidores de suelos, escayolistas y yeseros.

 Realizar el alicatado de esta escalera no solo tiene el mérito y el valor de un trabajo bien hecho, sino que realizar una tarea delicada y concienzuda como esta siendo "molestados" y distraidos en infinidad de ocasiones por un constante y tedioso trasiego de compañeros de la obra subiendo y bajando, es realmente difícil conseguir los magníficos resultados que mostramos en estas imágenes. Profesionales que trabajen como nosotros permítanme que les diga que no abundan.

Aquí podemos ver como se han acristalado los amplios ventanales que proporcionan luz natural a la escalera.

Y para finalizar os invito a que os deis un paseo por la obra terminada, entre la primera imagen de esta entrada y el resultado final que os presento en este vídeo han transcurrido un par de semanas, pincha en el vídeo y disfruta del paseo.




SI TE GUSTÓ ESTA ENTRADA, PUEDES ENCONTRAR MÁS TEMAS DE INTERÉS EN EL APARTADO
LO MÁS VISTO.